La introducción en la dieta ceto requiere sólo unos sencillos swaps. Comience por cortar hacia abajo en hidratos de carbono y limitar su consumo a sólo 30 a 50 gramos de carbohidratos netos por día, que se calcula restando la cantidad de gramos de fibra del total de gramos de carbohidratos en una comida. Palo alto en fibra, baja en carbohidratos opciones tales como verduras sin almidón, ceto fruta y algunos frutos secos y semillas para minimizar el conteo de carbohidratos y kickstart cetosis.

Dieta ceto dirigida: Sigue la dieta ceto estándar, pero come carbohidratos adicionales justo antes (30 minutos a una hora) de un entrenamiento de alta intensidad. El objetivo de la glucosa es aumentar el rendimiento, aunque ningún estudio científico ha relacionado el bajo nivel de glucosa en la sangre con el rendimiento reducido en el levantamiento de pesas.
Existen pruebas de que la insulina alta, glucosa alta y la inflamación crónica puede afectar favoreciendo la promoción y progresión de muchos tipos de células cancerosas. En muchos tipos de tumores las mitocondrias se degradan y por lo tanto dependen únicamente de la glucogénesis para crecer. Esto se llama el efecto Warburg. Estudios han probado que personas con glucosa alta desarrollan más cáncer y que personas con cáncer e hiperglucemia tienen una tasa de sobrevivencia más baja. Si reducimos los niveles de glucosa podemos literalmente matar el cáncer de hambre. La razón: las células del cáncer utiliza la glucosa como fuente principal de energía. En los años 80 se realizaron estudios en animales en los que se demostraron que una dieta cetogénica era capaz de reducir el tamaño del tumor en ratones, mientras que en investigaciones más recientes se ha observado que dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos pueden favorecer la contención del tumor en seres humanos. Existe una evidencia científica emergente prometedora que justifica el establecimiento de ensayos clínicos y una investigación más profunda sobre el tema. Las células cancerígenas están siempre en modo “crecimiento”, y al disponer de poca glucosa se debilitan (estudio, estudio, estudio). El beta hidroxibutirato (o BHB, el principal cuerpo cetónico) inhibe el crecimiento de células cancerígenas incluso sin reducir la glucosa (estudio). Según un estudio: “Esto sugiere que los cuerpos cetónicos por sí mismos poseen efectos antitumorales, y que quizá los beneficios de las dietas cetogénicas estén mediados, en parte, por estos cuerpos cetónicos“.
En la misma línea, pronto hare recetas en el blog que incluyen semillas de cáñamo , harina de coco , harina de almendras y otros ingredientes que no son tan fáciles de encontrar, IGNORAR LAS RECETAS (por ahora). El enfoque aquí es, de nuevo, la simplicidad. Es probable que se sienta irritable, fatigada y que no se sienta bien durante los primeros tres días o una semana. Confíe en mí: lo último que querrá hacer es preparar comidas complicadas.
Certain studies suggest that keto diets may “starve” cancer cells. A highly processed, pro-inflammatory, low-nutrient foods can feed cancer cells causing them to proliferate. What’s the connection between high-sugar consumption and cancer? The regular cells found in our bodies are able to use fat for energy, but it’s believed that cancer cells cannot metabolically shift to use fat rather than glucose. (11)
Mientras que una dieta balanceada significa comer alimentos saludables ricos en vitaminas, minerales y compuestos complejos, hay dietas específicas con consideraciones especiales. Por ejemplo, una persona que está en una dieta vegetariana no come carne; mientras que una persona bajo dieta de desintoxicación trata de evitar el consumo de alimentos con colorantes y conservantes. De hecho, hay innumerables tipos de dietas para adelgazar hoy en día y entre los más populares se encuentra la dieta Keto.
En pocas palabras, se trata de hacer que el cuerpo queme toda la grasa posible comiendo grasa. Suponemos que has de tener una cara de confusión, pero sí, cuando se entra en cetosis el cuerpo quema toda la grasa que acumula en el glucógeno (una sistema de almacenaje de grasa limitado) y luego sigue con  las reservas de grasa ilimitadas, las cuales se ubican en distintas partes del cuerpo.
Este paper defiende la necesidad de simular los desafíos intermitentes que experimentaban nuestros ancestros: «1) Escasez de comida, 2) Ejercicio físico para cazar o repeler ataques y 3) Toxinas biológicas presentes en las plantas«. Por toxinas biológicas se refiere a los famosos polifenoles, mecanismos ancestrales de defensa de los vegetales. Estos compuestos nos benefician vía hormesis: generan estrés celular, obligándonos a desarrollar defensas que previenen la enfermedad (estudio).
Si te sientes bien y notas resultados, adelante. Personalmente me parece una alimentación muy restrictiva, y después de unas semanas extraño mis tubérculos y frutas. Tampoco me gusta abusar de fuentes de grasa concentrada como nata o mantequilla. La cetosis es un estado metabólico normal, pero también es normal aprovechar los alimentos de cada estación. Después del duro invierno llegaba la primavera.
×