En pocas palabras, se trata de hacer que el cuerpo queme toda la grasa posible comiendo grasa. Suponemos que has de tener una cara de confusión, pero sí, cuando se entra en cetosis el cuerpo quema toda la grasa que acumula en el glucógeno (una sistema de almacenaje de grasa limitado) y luego sigue con  las reservas de grasa ilimitadas, las cuales se ubican en distintas partes del cuerpo. 

Pero finalmente, una vez que tuve un buen plan, fué cuando escribí mi libro Dieta Cetogénica Plan De 21 Días Para Adelgazar Extremadamente Rápido!: Paso A Paso Menú De 21 Días, Recetas Con Proporciones De Nutrientes Incluidos … Lista De Compras Semanales , todo se volvió mucho más fácil. Una vez que supe qué recetas simples y deliciosas cocinar, pude mantener mi dieta Y empecé a perder peso. Es por eso que he reunido estos planes semanales de comidas cetogénicas para USTED y he creado este Club de planes de comidas. Porque quiero ayudarlo a simplificar su vida y obtener resultados sorprendentes.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
Although fat is the centerpiece of any keto diet, that doesn't mean you should be subsisting on butter-topped steaks, says Kristen Mancinelli, RD, author of The Ketogenic Diet. “A big misconception is that you should just put meat at the center of your plate and add more fat on top,” she says. You also shouldn't be relying on fatty meats to hit your fat quota, she adds.

As you will see, simple keto meals begins with the healthy fat consideration first, making sure plenty of low-starch veggies surround the fat along with a moderate protein source. Wild-caught salmon, as a high-fat fish, is a perfect keto choice, and easy keto meals can be a fatty cut of healthy protein like salmon or lamb served with plenty of green veggies.
Mentalízate; esto es muy importante para poder hacer las tres etapas de la dieta cetogénica. Sé de los que terminan lo que empiezan y no desmayes. Mantén el buen ánimo y una mente reposada. Deja a un lado el querer adelgazar de manera mágica, más bien entiende que con esta dieta aparte de bajar de peso conseguirás múltiples beneficios para tu cuerpo.
×