What is the keto diet? Rather than relying on counting calories, limiting portion sizes, resorting to extreme exercise or requiring lots of willpower, this low-carb diet takes an entirely different approach to weight loss and health improvements. It works because it changes the very “fuel source” that the body uses to stay energized: namely, from burning glucose (or sugar) to dietary fat, courtesy of keto diet recipes and the keto diet food list items, including high-fat, low-carb foods.
La fase 2 es un poco más flexible. Tortilla de salmón ahumado, ensalada de verduras mixta con bistec, pudin de chocolate y aguacate... son múltiples las combinaciones y no tienes por qué pasar hambre. Si quieres inspirarte puedes seguir esta cuenta (southbeachdiet) en donde podrás encontrar muchos platos con los que empezar o acabar el día de la mejor forma. Y si te apuntas y realmente quieres comenzar la dieta, con precaución. Consulta con tu médico pues hay investigaciones limitadas con respecto a los efectos a largo plazo para la salud de una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas.
La dieta por tramos va por semanas y al final vuelves al mismo estilo de vida que te ha hecho ganar unos kilos de más, favoreciendo el efecto rebote. Si quieres usar esta dieta para bajar de peso rápido para una ocasión especial, te puede servir. Si quieres verte y sentirte mejor, intenta plantearla para un mes en cetosis y una semana fuerza, o como otros en cetosis continua.

Nosotros creemos que tener flexibilidad metabólica es bueno, así que ir intercalando periodos ceto en tu dieta no te hará daño. Además empiezan a salir estudios que indican que este tipo de dieta puede tener beneficios más allá de perder peso. En todo caso si sigues la premisa de comer alimentos y no productos nunca que equivocarás independientemente de los macros que comas.
Hace un año me encontré con esta página. Quería bajar de peso y lo intenté con un enfoque cetogénico, pero me era casi imposible mantener una dieta tan restrictiva. Subí algo la ingesta de carbohidratos intentando que no supere 100 – 125 gramos diarios, como leí en alguna de tus publicaciones es un enfoque bajo en carbohidratos sin llegar a ser cetogénico. Esto me ha funcionado, pesaba 97 kilos y hoy en día peso 76,5 kilos (empecé mi nueva alimentación en junio del pasado año). Me permito algunas «salvedades» que me permiten continuar con la dieta, como algo de pan (muy poco) en el desayuno y después de comer me tomo un café que endulzo con una cucharada pequeña de azúcar. El resto de mi alimentación se basa en carnes (cerdo, vaca, cordero, pollo, conejo,…), pescado (caballa, sardina, atún, bacalao,…), verduras (tomate, lechuga, cebolla,…), frutas (aguacate que no falta en mis ensaladas, papaya, fresas, peras, manzana,…), legumbres (lentejas, garbanzos), y lácteos (leche entera, queso,…). Las papatas las pruebo de vez en cuando y la pasta y el arroz muy esporádicamente (si acaso dos veces al mes). Por supuesto que como comidas fritas (en aceite de oliva) y aún así he bajado de peso. La fórmula ha sido reducir la ingesta de azúcar y harinas, y comer las comidas lo más natural posible (que no estén procesadas). Como ves he hecho algunas «trampas» pero esto me ha valido para hacer más llevadera mi alimentación y aún así he bajado de peso. Mi objetivo es seguir bajando, hasta alcanzar los 68 kilos aprox. que parece ser mi peso adecuado de acuerdo con mi altura y demás parámetros físicos.

En el documental, la mujer asegura que "su tumor comenzó a reducirse" después de someterse a la dieta keto. Otra paciente de diabetes dijo que había estado sin insulina durante diez días tras hacer la dieta. Por último, otra protagonista del documental afirmó que su hijo, enfermo de epilepsia, dejó de tener convulsiones tras realizar esta dieta tan particular.
Muy revelador Marcos. Me gusta el planteamiento de desafiar a nuestro cuerpo para hacerlo más fuerte ante posibles enfermedades. Sin embargo, creo que la cetosis es un ‘arma’ muy peligrosa, que si cae en malas manos, va traer más problemas que beneficios. Es fácil hacerlo mal (muchos pueden caer en la trampa de alimentarse a base de bacon, y embutidos de mala calidad, queso y mayonesa a saco) o con motivaciones como perder peso como locos (como si se tratara de una dieta milagro) y una vez terminada atiborrarse a hidratos refinados. 

En este libro mi idea principal es simplificar un plan de 21 días de la dieta cetogénica para que usted pueda comenzar a perder peso exitosamente. Antes de comenzar con el plan de 21 días voy a describir los principios básicos de la dieta. Usted encontrará el libro dividido en 3 semanas, y en cada semana incluyo el menú de los 7 días, las recetas con las proporciones de nutrientes y la lista de compras de cada semana. Incluye recetas rápidas y fáciles de hacer.
Esa es la primera ventaja de esta dieta sobre otras dietas más estrictas. Como vas a eliminar o reducir el consumo de alimentos como pan, bollería, pastas, dulces, etc. que son los que más contienen los carbohidratos, productores de la glucosa, y el cuerpo consumirá la grasa que tienes pegada en ciertas partes, notarás al poco tiempo que la aguja de la báscula va descendiendo; y lo notarás tanto en el peso como en el volumen, ya que también se reducirá por la quema de las grasas almacenadas.
Si estás en la dieta ceto, lo más probable es que desees ver resultados más rápidos e incluso poder aflojar un poco el ritmo cuando sientas la necesidad de un poco de alimento lleno de carbohidratos. Y probablemente ya sepas que alcanzar la cetosis no es fácil, incluso si eres muy estricto con la dieta y empeora cuando comes un poco más de carbohidratos.
Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×