8. Busca una manera de llevar un registro de los alimentos y carbohidratos que consumes diariamente. Esto es muy facil en fitibit.com ya que tiene app para tu celular también (hay para iphone y android). En la página de USDA viven información nutricional de cada alimento. Si registras tu diario de alimentos, puedes saber que tipo de alimentos te funcionaron más para bajar de peso.
Ahora, las opiniones vertidas por Pete Evans, un famoso chef, han hecho saltar la polémica y ha sido ampliamente criticado por sugerir que el tumor canceroso de una mujer "se redujo" después de haber seguido la dieta cetogénica, informa 'The Independent'. La Asociación Médica Australiana (AMA) exigió a Netflix que retira el documental porque "desinformaba demasiado". La presentadora australiana Sarah Harris de 'The Sunday Project' arremetió contra el chef en su programa: "Basta ya de cocineros famosos dando consejos médicos".

Hay 2 casos de niños que tenían epilepsia de difícil control los cuales estaban haciendo la dieta cetogénica para controlar la epilepsia los cuáles fallecieron, pero la causa es la epilepsia no la dieta cetogénica. En el caso particular de ellos la dieta cetogénica no fue una buena opción ya que posiblemente les causo deficiencia de selenio lo cual pudo prolongar el QT. (Referencia)
– ¿Crees que porque no tengo un alto conocimiento en medicina no puedo opinar? ¿Entonces los dietistas que estudian la alimentación y la bioquímica de los mismos no pueden opinar? Mi formación no es completa, lo se, pero es suficiente como para cuestionar lo que tu planteas desde que pusiste un cajón de comentarios. No puedo darte estudios científicos, pero si puedo darte datos. Las dietas cetogénicas son en las que se basan (algunas etapas) la famosa dieta Atkins y Dukan. Te invito a que leas este articulo donde Dukan es expulsado del colegio frances de medicina. Tan bueno no debe ser.
El tercero es la carne y aquí incluimos tanto las magras como las grasas y las procedentes de las aves. Es, posiblemente, la base de una dieta cetogénica ya que no contienen carbohidratos y es un alimento rico en vitaminas y minerales, además de en proteínas de alta calidad. Un truco para adelgazar para quienes sigan esta dieta es elegir carne ecológica ya que esos animales producen más cantidad de antioxidantes y ácidos grasos Omega-3.
El segundo elemento imprescindible para seguir una dieta keto es el queso, ya que aunque hay miles de variedades por todo el mundo, todas coinciden en su baja aportación en carbohidratos. La inmensa mayoría de los quesos son ricos en grasas saludables y hay varios estudios que lo asocian a la reducción de grasa y el aumento de la masa muscular en el cuerpo.
Aproximadamente la mitad de los pacientes con epilepsia refractaria a los tratamientos convencionales que inician una dieta cetogénica consiguen una mejora superior al 50% en la reducción de las crisis epilépticas. Durante mucho tiempo se consideró que las grasas no eran un buen “combustible” ya qué no pueden ser usadas por el cerebro como energía por dos razones: No pueden cruzar la barrera hematoencefálica. Algunas células del cerebro no tienen mitocondrias. Por contra el cerebro puede consumir muy bien la glucosa.Esta es una de las razones más utilizadas para recomendar los carbohidratos como fuente principal de energía. Ahora ya se sabe que esto es solo una  verdad a medias. Se ha descubierto un alimento aún mejor para el cerebro: los cuerpos cetónicos. Hay bastantes evidencias científicas detrás esta afirmación: Los cuerpos cetónicos son muy eficaces en llegar al cerebro. Tienen efectos antioxidantes y de reducción de radicales libres vía la regulación del Coenzima Q. Aumentan las concentraciones de ácidos grasos poliinsaturados que tienen un efecto neuroprotector. Aumentan la expresión del neurotransmisor GABA. En resumen: El cerebro puede conseguir energía de las grasas mediante los cuerpos cetónicos y esto tiene efectos beneficiosos.
Hola Marcos, soy un seguidor tuyo y estaría interesado en el programa «De Cero a Ceto». El problema es que he intentado bajar el material gratuito para echar un vistazo y no me ha llegado. Esto me hecha para atrás, ya que no sea que tenga el mismo problema una vez hecha la compra. El e-mail que uso es el mismo al que me se me avisa de tus publicaciones periódicas y en el que recibí el manual revolucionario. ¿Tendré algún problema?
Gracias por tus palabras Anabel, como dices no me meto en temas clínicos y seguro que tú conoces mejor tu trastorno y sobre todo tus síntomas específicos, porque como sabes se manifiestan de manera (y con intensidad) diferente en cada caso. Dicho esto, es evidente que la dieta cetogénica exige cierta regulación durante la fase de adaptación, desde control de glucosa, presión arterial, electrolitos etc… y parece lógico pensar que a alguien con disautonomía le cueste más el proceso de adaptación.
Restringir el consumo de proteína a niveles moderados. Si es posible, mantén el consumo de proteína por debajo de 1 gramo por día por cada kg de peso corporal. Así que serían alrededor de 70 gramos de proteína por día si pesas 70 kilogramos (154 libras). Podría ser beneficioso bajar aun más el consumo de proteína, sobre todo si tienes sobrepeso, apuntando a 1 gramo de proteína por kg de peso deseado. El error más común, y que impide que las personas alcancen una cetosis óptima, es un consumo demasiado elevado de proteína.
Para adelgazar, lo que se recomienda no sería la reducción drástica de los carbohidratos de la alimentación, sino el cambio inteligente de esos nutrientes. lo correcto sería cambiar los carbohidratos refinados por los complejos. Estos son más saludables, así, pueden ofrecer energía para el organismo y un buen contenido de nutrientes como las fibras. Así la alimentación no se desbalancearía y no afectaría al equilibrio nutricional del organismo. Aún en dietas, el cuerpo necesita de carbohidratos. En contrapartida, existen algunas líneas de estudio que asocian una dieta rica en grasas con la pérdida de peso. Sin embargo, son cuestiones en las que no se ha profundizado lo suficiente.
La razón de esto es que las comidas altas en carbohidratos pueden aumentar la retención de líquidos en el cuerpo. Al dejar de comer alimentos altos en carbohidratos, perderás este exceso de agua y sal a través de los riñones, lo cual hace que orines más frecuentemente. Durante la primera semana, antes de que el cuerpo se haya acostumbrado, esta liberación de los líquidos retenidos puede causar deshidratación y falta de sal, provocando los síntomas detallados previamente.
×