Como ya hemos dicho al principio, la dieta cetogenica es una buena herramienta para mejorar la flexibilidad metabólica. Por eso mismo, sería bueno de vez en cuando seguirla, aunque sea solamente con carácter temporal durante un mes o dos al año, pero evitando mantenerla en el largo plazo (varios años) para no conseguir una inflexibilidad metabólica en el otro sentido (ser incapaz de usar los carbohidratos como energía).
Preparación: Para conseguir un efecto de parrilla, necesitamos una sartén acanalada, carmela o parrilla que se pueda tener mucho tiempo al fuego. Sin añadir aceite, la ponemos bien caliente y cuando lleve cinco minutos o más al fuego, colocamos en ella las chuletillas de cordero previamente saladas. Dejamos que se cocinen durante tres o cuatro minutos, sin tocarlas en ese tiempo para que se cocinen bien y queden doradas y a continuación, les damos la vuelta dejándolas otros tres minutos por la otra cara. En ese tiempo, preparamos la salsa de yogur y menta, similar a la que preparamos hace tiempo con un toque oriental para unos tacos de magro de cordero. Es importante que encontréis menta ya que aunque tiene el dulzor de la hierbabuena, tiene un toque picante que contrasta muy bien con el dulce del yogur. Si no encontráis, podéis usar hierbabuena, aunque perderá parte del efecto. Picamos bien las hierbas y ponemos algunas sobre la carne y el resto las usamos para hacer la salsa que se hace simplemente batiendo con un tenedor el yogur con la menta. Damos la vuelta a las chuletillas y las colocamos sobre una cama de ensalada de canónigos, rúcula y zanahoria en hilos y terminamos echando una cucharadita de la salsa sobre cada chuletilla. El resto de la salsa lo servimos en salsera aparte.
En una sartén, saltea la cebolla y los champiñones, agregando sal y pimienta al gusto. Después de tres minutos, agrega 150 gramos de carne molida y media cucharadita de pimentón ahumado. Si ves que la carne está cocida, revuelve los huevos a la sartén y luego agrega el aguacate y las rodajas de oliva. Transfiere todo a un tazón y decora con perejil.
Mentalízate; esto es muy importante para poder hacer las tres etapas de la dieta cetogénica. Sé de los que terminan lo que empiezan y no desmayes. Mantén el buen ánimo y una mente reposada. Deja a un lado el querer adelgazar de manera mágica, más bien entiende que con esta dieta aparte de bajar de peso conseguirás múltiples beneficios para tu cuerpo.
Y como en la dieta keto lo importante es el tipo de alimento consumido (fundamentalmente grasas y algo de proteínas) y no tanto el total de calorías, no es tan necesario disponer de ejemplos de recetas cetogenicas de 30 días, ó 50 días, que resultan rígidas y dificultan su cumplimiento. Puede combinar estos alimentos como le resulte más conveniente o apetecible para su menú, pero eso sí, teniendo presente diversificar lo suficiente durante los días o semanas que lo lleve a la práctica.
In order to transition and remain in this state, aiming for about 30–50 net grams is typically the recommended amount of total carbs to start with. This is considered a more moderate or flexible approach but can be less overwhelming to begin with. Once you’re more accustomed to “eating keto,” you can choose to lower carbs even more if you’d like (perhaps only from time to time), down to about 20 grams of net carbs daily. This is considered the standard, “strict” amount that many keto dieters aim to adhere to for best results, but remember that everyone is a bit different.
En teoría, siendo que vienes de un ayuno tan prolongado, es seguro que tu cuerpo ya usa la grasa como fuente principal de energía, así que ya estás en cetosis. Lo importante aquí es que en los días de transición a volver a ingestas, no te pases de carbohidratos y que comas muchos vegetales lowcarb para recuperarte de algún posible déficit nutricional, así seguir con una dieta cetogénica tradicional.
Si eres una persona musculada, que entrenas con regularidad y tienes bajo nivel de grasa, entonces puedes permitirte calcular tu ingesta proteica a 2 gramos por kilo de peso; si eres de esos que no estás en forma, pero tampoco tienes mucho sobrepeso, recurre a un rango medio entre 0,36 y 2 gramos por kilo; pero si tienes bastante grasa corporal o eres obeso debes calcular tu consumo permitido de proteínas en base a 0,36 gramos por kilo.
Conciso, directo, informativo y didáctico. Excelente. Estoy armandome un plan de 30 días de Cetogenica para bajar y no paro de leer, hay mucho de todo pero tu nota es genial. Te consulto, si decido tomar todas las mañanas en ayuno antes del desayuno una Cup de Cloruro de Magnesio, me ayuda a la perdida de de glucógeno y electrolitos? Ya lo tomaba antes en un tratamiento alternativo por un problema de calcificacion en la columna y me resulto excelente, leí que pusiste que es muy bueno para este caso tambien. Afecta en la alimentación de alguna manera negativa, por ejemplo tomarlo antes de desayunar? Que momento del día sería el optimo? También leí que es muy bueno el ejercicio aeróbico en ayuna, osea antes del desayuno subirse a la caminadora o la eliptica (en mi caso por la columna), esto es verdad? MIL GRACIAS por tu tiempo.
Yo llevo unos 3 años siguiéndola (a intervalos) e incluso a partir de ellos hice mi propio blog sobre la cetosis (Daniscience.com) en el que creo que modestamente he ido consiguiendo que la gente pierda ese miedo, por cierto voy corriendo a poner un enlace a este artículo ya que siempre me gusta tenerlo todo actualizado y lo has explicado muy bien y que la gente se va a sentir tranquila y animada intentándolo.
¡Hola Marcos! Tengo una amiga a la que le sobran 100 kilos y salvo la obesidad no tiene ningun problema más de salud (ni diabetes, colesterol, hipertensión,…)¿tú crees que podría realizar esta dieta que propones de continuo hasta que pierda ese peso sobrante? ¿Debería de contar caloriass, por ejemplo tomar 1000 calorias al dia? Muchas gracias por adelantado Marcos
×