Preparación: Comenzaremos limpiando las alitas de alguna pluma que le haya quedado, las partimos a la mitad. Mezclamos en un bol grande la miel, el jengibre fresco rallado, la salsa teriyaki y la pimienta blanca para hacer la marinada. Echamos en ella las alitas, mezclando bien la carne con la salsa. Dejamos reposar diez minutos dentro de la marinada, y removiéndolas de vez en cuando para que se impregnen bien. Precalentamos el horno a 200 grados, y colocamos una bandeja refractaria forrada con papel de hornear. Colocamos las alitas en brochetas de madera y las disponemos en la fuente. Las horneamos durante 30 minutos, dándoles la vuelta con cuidado a mitad de la cocción.
en realidad en la cocina lo mejor que puedes hacer es ir probando. Todos al aprender a cocinar hemos cometido errores pero vamos puliéndolos. Que sepas que no tienes talento en la cocina es una ventaja a largo plazo porque así serás siempre más cuidadosa en lo que preparas, para evitar cometer errores, en vez de los que cocinamos por experiencia y nos pasamos de sal por no calcularla 🙂

Además de eso, a pesar de la pérdida de peso rápida, después de la conclusión de la dieta puede ocurrir la recuperación del peso perdido. Y aún se es posible que ocurra la recuperación de un peso mayor que el que se tenía. Esto es a lo que se llama efecto rebote. Ocurre por falta de reeducación alimentaria, o sea, la persona no aprende a alimentarse de forma saludable y correcta. Así, no es posible obtener un resultado duradero.

Hola Marcos. Hace ya unos meses vengo siguiendo un enfoque cetogenico, con una pequeña recarga de frutas y la verdad que me siento muy comodo con el. Estoy a punto de comprar tu programa para seguir aprendiendo. Una duda: puede traerme alguna complicación de salud el seguir este programa de manera permanente practicando Crossfit 2 veces por semana con caminata y ketlebells como accesorio? Porque sinceramente es muy comodo el no tener que andar pensando en varias comidas, sin hablar de lo rico que es comer de manera cetogenica. Gracias.
Preparación: Para conseguir un efecto de parrilla, necesitamos una sartén acanalada, carmela o parrilla que se pueda tener mucho tiempo al fuego. Sin añadir aceite, la ponemos bien caliente y cuando lleve cinco minutos o más al fuego, colocamos en ella las chuletillas de cordero previamente saladas. Dejamos que se cocinen durante tres o cuatro minutos, sin tocarlas en ese tiempo para que se cocinen bien y queden doradas y a continuación, les damos la vuelta dejándolas otros tres minutos por la otra cara. En ese tiempo, preparamos la salsa de yogur y menta, similar a la que preparamos hace tiempo con un toque oriental para unos tacos de magro de cordero. Es importante que encontréis menta ya que aunque tiene el dulzor de la hierbabuena, tiene un toque picante que contrasta muy bien con el dulce del yogur. Si no encontráis, podéis usar hierbabuena, aunque perderá parte del efecto. Picamos bien las hierbas y ponemos algunas sobre la carne y el resto las usamos para hacer la salsa que se hace simplemente batiendo con un tenedor el yogur con la menta. Damos la vuelta a las chuletillas y las colocamos sobre una cama de ensalada de canónigos, rúcula y zanahoria en hilos y terminamos echando una cucharadita de la salsa sobre cada chuletilla. El resto de la salsa lo servimos en salsera aparte.
Los reclamos de empaque también son abundantes: alegan que te ayudarán a lograr la cetosis en "tres días", "rendimiento de combustible" y "niebla de cerebro clara", entre otros beneficios. El problema es que estos polvos y píldoras tienen un costo financiero considerable y podrían tener algunas consecuencias no deseadas e indeseables para su salud.
Hace un año me encontré con esta página. Quería bajar de peso y lo intenté con un enfoque cetogénico, pero me era casi imposible mantener una dieta tan restrictiva. Subí algo la ingesta de carbohidratos intentando que no supere 100 – 125 gramos diarios, como leí en alguna de tus publicaciones es un enfoque bajo en carbohidratos sin llegar a ser cetogénico. Esto me ha funcionado, pesaba 97 kilos y hoy en día peso 76,5 kilos (empecé mi nueva alimentación en junio del pasado año). Me permito algunas «salvedades» que me permiten continuar con la dieta, como algo de pan (muy poco) en el desayuno y después de comer me tomo un café que endulzo con una cucharada pequeña de azúcar. El resto de mi alimentación se basa en carnes (cerdo, vaca, cordero, pollo, conejo,…), pescado (caballa, sardina, atún, bacalao,…), verduras (tomate, lechuga, cebolla,…), frutas (aguacate que no falta en mis ensaladas, papaya, fresas, peras, manzana,…), legumbres (lentejas, garbanzos), y lácteos (leche entera, queso,…). Las papatas las pruebo de vez en cuando y la pasta y el arroz muy esporádicamente (si acaso dos veces al mes). Por supuesto que como comidas fritas (en aceite de oliva) y aún así he bajado de peso. La fórmula ha sido reducir la ingesta de azúcar y harinas, y comer las comidas lo más natural posible (que no estén procesadas). Como ves he hecho algunas «trampas» pero esto me ha valido para hacer más llevadera mi alimentación y aún así he bajado de peso. Mi objetivo es seguir bajando, hasta alcanzar los 68 kilos aprox. que parece ser mi peso adecuado de acuerdo con mi altura y demás parámetros físicos.
Pero mucho de lo que pierdes es glucógeno (que pesa) y agua para acumular ese glucógeno (que también pesa). Además, consumir menos de los carbohidratos «saludables» (que suelen contener mucha agua y fibra, es decir, que son alimentos que ocupan volumen), hará que tengas un tracto gastrointestinal más ligero. Y un tracto gastrointestinal más ligero, son menos kilos en la báscula.
Esta semana estamos apresentando um ligeiro rápido. Nós vamos ficar cheios de gorduras pela manhã e jejuar todo o caminho até a hora do jantar. Não só há uma infinidade de benefícios de saúde para isso, também é mais fácil em nosso horário de comer (e horário de cozimento). Sugiro comer (beber) o pequeno almoço às 7 da manhã e depois jantar às 7 da noite. Mantendo 12 horas entre suas 2 refeições. Isso ajudará a colocar seu corpo em um estado de jejum.
En la fase 1 puedes tomar frutas, vegetales con almidón y granos integrales para ayudar a tu cuerpo a "reiniciar" y cambiar a un estado de quema de grasa, es decir, de cetosis. Durante esta primera fase puedes consumir hasta 40 gramos de carbohidratos netos por día (mientras que, como explicábamos antes, la mayoría de las dietas ceto implican consumir menos de 20 o 30 gramos de carbohidratos netos por día). Después de siete días en la fase 1, puedes pasar a la fase 2 del plan, en la que has de continuar comiendo proteínas magras, grasas saludables y verduras sin almidón. La principal diferencia es que aumentarás tu ingesta neta de carbohidratos a no más de 50 gramos diarios.

Disclaimer: While we work to ensure that product information is correct, on occasion manufacturers may alter their ingredient lists. Actual product packaging and materials may contain more and/or different information than that shown on our Web site. We recommend that you do not solely rely on the information presented and that you always read labels, warnings, and directions before using or consuming a product. For additional information about a product, please contact the manufacturer. Content on this site is for reference purposes and is not intended to substitute for advice given by a physician, pharmacist, or other licensed health-care professional. You should not use this information as self-diagnosis or for treating a health problem or disease. Contact your health-care provider immediately if you suspect that you have a medical problem. Information and statements regarding dietary supplements have not been evaluated by the Food and Drug Administration and are not intended to diagnose, treat, cure, or prevent any disease or health condition. Amazon.com assumes no liability for inaccuracies or misstatements about products.
La Dieta Cetogénica o Dieta “Ceto” ha  crecido en popularidad durante los últimos veinte años.  Es una dieta natural que ha sido implementada por varias tribus y pueblos de todo el mundo durante miles de años y se ha utilizado como un medio para controlar la epilepsia. La Dieta Cetogénica comenzó cuando se descubrió en la década de 1920 que las mejoras en la actividad epiléptica comenzaron unos días después de que se agotaron las reservas de glucógeno. El individuo cambió a usar cetonas para obtener energía. Luego se sugirió que las personas con epilepsia podrían obtener los mismos beneficios neuroprotectores si comían una dieta que los mantuviera en un estado de cetosis sin tener que ayunar.  En respuesta a esta información, los médicos comenzaron a prescribir una dieta con un 85-90% de grasa, con el resto de las calorías provenientes principalmente de proteínas y pocos carbohidratos y, por lo tanto, nació la Dieta Ceto.
Hola Marcos! Para la pérdida de grasa podria hacer ayunos 16/8 algunos días a la semana y aprovechar esos días para mantenerme en cetosis y el resto de días comer “normal” siempre con déficit calórico o no tiene mucho sentido? El hecho de pensar en tener tanto tiempo una alimentación tan restringida es algo q psicológicamente todavía no supero…Gracias!

Me llamo Veronica y es la primera vez que escucho sobre la dieta cetogénica, ví un documental al respecto y sobre cómo ayuda a las personas con diagnóstico de epilepsia infantil, pero me pregunto, que tan efectiva puede ser en adultos. Fui diagnosticada hace algunos años con sindrome convulsivo, asociado con ansiedad crónica, y al revisar la lista de alimentos veo que como básicamente lo mismo que se incluye en la dieta ‘¿? por lo que pregunto si ésta será efectiva para el tratamiento de alguno de estos diagnósticos en adultos, pues busco más que bajar de peso, mejorar mis síntomas, y la reducción de mis medicamos sin que ambos se contrapongan. Actualmente mido 1.62 mts. y peso 65 kgs. aprox.


Esta é de longe a minha semana favorita porque mais se assemelha a como eu como em uma base diária. Eu normalmente coloco uma janela de 6 horas para eu comer. De acordar até as 5 da tarde, eu jejuo. Depois disso, estou aberto a comer até as 23h. Aqui é onde a verdadeira diversão começa. Comer quantidades copiosas de comida e estar cheio durante todo o dia seguinte.
Todos los contenidos de este sitio tienen un mero propósito informativo. En ningún momento se recomienda realizar dietas sin el consentimiento, aprobación o valoración médica por parte de un médico. Los contenidos de este sitio no sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico profesional. Está prohibida la copia e uso de los textos e imágenes de este sitio.
Para adelgazar, lo que se recomienda no sería la reducción drástica de los carbohidratos de la alimentación, sino el cambio inteligente de esos nutrientes. lo correcto sería cambiar los carbohidratos refinados por los complejos. Estos son más saludables, así, pueden ofrecer energía para el organismo y un buen contenido de nutrientes como las fibras. Así la alimentación no se desbalancearía y no afectaría al equilibrio nutricional del organismo. Aún en dietas, el cuerpo necesita de carbohidratos. En contrapartida, existen algunas líneas de estudio que asocian una dieta rica en grasas con la pérdida de peso. Sin embargo, son cuestiones en las que no se ha profundizado lo suficiente.
hablando técnicamente puedes comer incluso frutas, pero en porciones muy muy pequeñas (un solo gajo de una naranja te sacaría de cetosis), las cebollas también tecnicamente puedes comerla, pero una sola cebolla te saca de cetosis seguro. Como sabemos que no te comerás una cebolla entera, puedes comerla, por ejemplo, en una ensalada, agregando un poco y en alguna comida de manera esporádica y no en una gran cantidad.
Marcos, excelente artículo. Hace cerca de tres años que te sigo y he adquirido varios de tus programas, todos son fantásticos. Mi problema es que desde que he comenzado con la reducción de carbos padezco gran estreñimiento, y el agua no es problema. Estaría muy bueno si pudieras dedicar comentarios sobre el estreñimiento y la reducción de carbos-cetosis. Tal vez sea falta de algún micro nutrientes…
Me parece increible la sarta de imprecisiones que estas poniendo en este blog. Bien es cierto que la dieta cetogénica te hace perder peso, obviamente claro estas quemando las reservas de energía de tu cuerpo… pero ¿a que precio? Estás obligando a tu cuerpo a utilizar un proceso (lipólisis) que no es el normal para la obtención energética y que produce como RESIDUO cuerpos cetónicos. Es cierto que los cuerpos cetónicos están siendo investigados por su posible papel en enfermedades como la epilepsia infantil, etc…pero en todos los casos estos cuerpos cetónicos son tóxicos para el organismo. Todos esos desechos los elimina el riñón y lo estás haciendo trabajar demasiado, mantener una dieta asi te va a costar una insuficiencia renal. Hay una frase en particular que me ha dejado impactado «Durante la fase de adaptación vas a experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carohidratos, solo resiste en unas semanas te sentirás genial» ¿Estamos locos? ¿No es suficiente aviso por parte de tu cuerpo de que lo estás maltratando? ¿Y por qué no reflejas en este blog los problemas ateroescleróticos del abuso de las grasas? ¿Los problemas cardiovasculares del abuso de las grasas? ¿Por qué no adviertes de los inconvenientes de esta dieta? De verdad me parece increible, luego no me extraña que la gente se haga rica haciendo libros con dietas mágicas de pérdida de peso si no se les da toda la información a los pacientes,
Hola Diego, lamento mucho su diagnóstico espero se recupere pronto. Debe hacerle caso a lo que le indique su médico oncólogo, lamentablemente no hay estudios sobre el cáncer de páncreas y la dieta cetogénica. Solo hay estudios con la dieta cetogénica y el glioblastoma multiforme y otros tipos de cáncer pero no con el cáncer de páncreas. Le deseo pronta recuperación. Saludos

Muchas Felicidades Viviana. Si la puede repetir, hay personas que la hacen por años, mejorando sus marcadores sanguíneos y su estado de salud (que es en la mayoría de los casos, pero no en todos). Todo cuerpo es diferente, hay dietas que funcionan algunas personas y otras no, hágase un examen de laboratorio general al mes para mirar como reaccione su cuerpo. Saludos
×