Tengo ya la mayoría de tus libros, incluído el físico, que me han ayudado mucho y soy oyente habitual de tus podcast. Me pregunto qué opinas sobre la dieta cetogénica para mujeres con síndrome de ovario poliquistico. Nos recomiendan la dieta paleo pero querría saber si puede serme útil tambien este programa teniendo en cuenta lo alteradas que tenemos las hormonas.
Hola Marcos! Ya compré tu plan porque me gusta como rompes mitos y son propuestas alternativas a la visión más clásica. Mi problema principal es que hace poco me diagnosticaron intolerancia a la fructosa, por lo que me es difícil seguir las “dietas típicas” porque tengo bastante restringida la ingesta de frutas y verduras. Crees que tu programa puede ajustarse a mi intolerancia? Muchas gracias.
Al ser una dieta muy baja en hidratos de carbono solo tienes permitido consumir de 5 a 15 por ciento de estos alimentos, lo cual equivale de 15 a 115 gramos de carbohidratos netos, dependiendo del tipo de alimentos y la cantidad de fibra que contenga. Lo más recomendado es consumir 70 gramos de carbohidratos, aunque esto dependerá, también, de tu organismo y de cómo vayas asimilando esta forma de alimentación. Recuerda, lo que sea bueno para ti, tal vez no lo es para otra persona.
Pero,¿Qué es la cetosis? Es la condición donde ocurre la metabolización de las grasas que genera la producción de ácidos grasos libres y glicerol. Estos dos compuestos dan origen a un nuevo compuesto conocido como cuerpo cetónico. Los cuerpos cetónicos producidos forman nuevos ácidos grasos que serán utilizados por el organismo como fuente de energía. De esta forma, se da una reducción de la grasa corporal y, consecuentemente, de peso.
Hola Marcos! Me podés recomendar alguna manera de «mejorar» el sabor del café con aceite/manteca de coco…Hace un par de semanas introduje el aceite de coco para cocinar, y honestamente…me está costando mucho adaptarme al sabor. Mas allá de su uso durante el proceso de cetosis, pensás que sea beneficioso consumir de modo habitual el café con el aceite?

Hace un año me encontré con esta página. Quería bajar de peso y lo intenté con un enfoque cetogénico, pero me era casi imposible mantener una dieta tan restrictiva. Subí algo la ingesta de carbohidratos intentando que no supere 100 – 125 gramos diarios, como leí en alguna de tus publicaciones es un enfoque bajo en carbohidratos sin llegar a ser cetogénico. Esto me ha funcionado, pesaba 97 kilos y hoy en día peso 76,5 kilos (empecé mi nueva alimentación en junio del pasado año). Me permito algunas «salvedades» que me permiten continuar con la dieta, como algo de pan (muy poco) en el desayuno y después de comer me tomo un café que endulzo con una cucharada pequeña de azúcar. El resto de mi alimentación se basa en carnes (cerdo, vaca, cordero, pollo, conejo,…), pescado (caballa, sardina, atún, bacalao,…), verduras (tomate, lechuga, cebolla,…), frutas (aguacate que no falta en mis ensaladas, papaya, fresas, peras, manzana,…), legumbres (lentejas, garbanzos), y lácteos (leche entera, queso,…). Las papatas las pruebo de vez en cuando y la pasta y el arroz muy esporádicamente (si acaso dos veces al mes). Por supuesto que como comidas fritas (en aceite de oliva) y aún así he bajado de peso. La fórmula ha sido reducir la ingesta de azúcar y harinas, y comer las comidas lo más natural posible (que no estén procesadas). Como ves he hecho algunas «trampas» pero esto me ha valido para hacer más llevadera mi alimentación y aún así he bajado de peso. Mi objetivo es seguir bajando, hasta alcanzar los 68 kilos aprox. que parece ser mi peso adecuado de acuerdo con mi altura y demás parámetros físicos.


Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×