Si bien la investigación apoya la idea de que consumir cantidades moderadas de cafeína es algo bueno, la ciencia sugiere que los beneficios se ven principalmente en el café y el té, dos bebidas de origen vegetal con antioxidantes. Entonces, mientras que algunos de estos suplementos intentan hacer lo mismo (Ketoburn proporciona betacaroteno), el consumo de formas suplementarias de antioxidantes simplemente no tiene el mismo efecto bioquímico que tomarlos en su forma más natural. Además, no hay garantía de que los antioxidantes estén realmente ahí, ya que la FDA no regula los suplementos.
Entonces, ¿qué es la dieta cetogénica y cómo puede afectar su salud? La dieta cetogénica es un patrón alimentario que ha existido desde la década de 1920 y fue desarrollado originalmente como un nuevo e innovador tratamiento para la epilepsia pediátrica. Implica cortar drásticamente los carbohidratos consumo, mientras que el aumento gradual de la ingesta de grasa para cambiar el cuerpo en cetosis, un estado metabólico en el que el cuerpo quema la grasa como combustible en lugar de carbohidratos.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
Certain studies suggest that keto diets may “starve” cancer cells. A highly processed, pro-inflammatory, low-nutrient foods can feed cancer cells causing them to proliferate. What’s the connection between high-sugar consumption and cancer? The regular cells found in our bodies are able to use fat for energy, but it’s believed that cancer cells cannot metabolically shift to use fat rather than glucose. (11)
×