Muy revelador Marcos. Me gusta el planteamiento de desafiar a nuestro cuerpo para hacerlo más fuerte ante posibles enfermedades. Sin embargo, creo que la cetosis es un ‘arma’ muy peligrosa, que si cae en malas manos, va traer más problemas que beneficios. Es fácil hacerlo mal (muchos pueden caer en la trampa de alimentarse a base de bacon, y embutidos de mala calidad, queso y mayonesa a saco) o con motivaciones como perder peso como locos (como si se tratara de una dieta milagro) y una vez terminada atiborrarse a hidratos refinados.
Existen pruebas de que la insulina alta, glucosa alta y la inflamación crónica puede afectar favoreciendo la promoción y progresión de muchos tipos de células cancerosas. En muchos tipos de tumores las mitocondrias se degradan y por lo tanto dependen únicamente de la glucogénesis para crecer. Esto se llama el efecto Warburg. Estudios han probado que personas con glucosa alta desarrollan más cáncer y que personas con cáncer e hiperglucemia tienen una tasa de sobrevivencia más baja. Si reducimos los niveles de glucosa podemos literalmente matar el cáncer de hambre. La razón: las células del cáncer utiliza la glucosa como fuente principal de energía. En los años 80 se realizaron estudios en animales en los que se demostraron que una dieta cetogénica era capaz de reducir el tamaño del tumor en ratones, mientras que en investigaciones más recientes se ha observado que dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos pueden favorecer la contención del tumor en seres humanos. Existe una evidencia científica emergente prometedora que justifica el establecimiento de ensayos clínicos y una investigación más profunda sobre el tema. Las células cancerígenas están siempre en modo “crecimiento”, y al disponer de poca glucosa se debilitan (estudio, estudio, estudio). El beta hidroxibutirato (o BHB, el principal cuerpo cetónico) inhibe el crecimiento de células cancerígenas incluso sin reducir la glucosa (estudio). Según un estudio: “Esto sugiere que los cuerpos cetónicos por sí mismos poseen efectos antitumorales, y que quizá los beneficios de las dietas cetogénicas estén mediados, en parte, por estos cuerpos cetónicos“.

Para diseñar una dieta cetogenica lo primero que necesitas es saber cuáles son tus necesidades calóricas. En dieta cetogenica el cuerpo se vuelve muy eficiente y una vez adaptado a funcionar con grasas, este ya no necesita tantas calorías. Por eso debes calcular tus calorías en funcion de tu masa magra y grasa, puedes hacerlo con la calculadora de la pagina web ketogains (enlace, ten cuidado en poner los datos en gramos, no en libras).  Eso sí, al principio te puede costar ingerir tan pocas calorías… hasta que pases el periodo de adaptación.
¡Hola Marcos! Tengo una amiga a la que le sobran 100 kilos y salvo la obesidad no tiene ningun problema más de salud (ni diabetes, colesterol, hipertensión,…)¿tú crees que podría realizar esta dieta que propones de continuo hasta que pierda ese peso sobrante? ¿Debería de contar caloriass, por ejemplo tomar 1000 calorias al dia? Muchas gracias por adelantado Marcos
Muchas felicidades por su logro. 2.5 kilos en 4 semanas es bueno (lo recomendable es de 0.5 a 1 kilo por semana). Si es posible estar en cetosis y perder poco peso si excede de las calorías que su cuerpo requiere para bajar de peso. Cada cuerpo es diferente, su cuerpo ocupa menos calorías de las que esta comiendo actualmente para bajar de peso más rápidamente. Le recomiendo usar la app Myfitnesspal para contar sus calorías.

Hola Ismael, después de unos días ya verás que no hay que mantener tanto control, y como está el menú detallado se trata de seguirlo, pero explicamos también cómo realizar todos los cálculos y el seguimiento para la fase cetogénica, que son 4 semanas. Después transicionas hacia una alimentación sin tanto control calórico ni de CH, como la que indicamos en El Plan Revolucionario
Y como en la dieta keto lo importante es el tipo de alimento consumido (fundamentalmente grasas y algo de proteínas) y no tanto el total de calorías, no es tan necesario disponer de ejemplos de recetas cetogenicas de 30 días, ó 50 días, que resultan rígidas y dificultan su cumplimiento. Puede combinar estos alimentos como le resulte más conveniente o apetecible para su menú, pero eso sí, teniendo presente diversificar lo suficiente durante los días o semanas que lo lleve a la práctica.
Certain studies suggest that keto diets may “starve” cancer cells. A highly processed, pro-inflammatory, low-nutrient foods can feed cancer cells causing them to proliferate. What’s the connection between high-sugar consumption and cancer? The regular cells found in our bodies are able to use fat for energy, but it’s believed that cancer cells cannot metabolically shift to use fat rather than glucose. (11)
×